miércoles, 22 de octubre de 2008

El insomnio de Jovellanos. Luis García Montero



(...)


Porque sé que los sueños se corrompen
he dejado los sueños,
pero cierro los ojos y el mar sigue moviéndose
y con él mi deseo
y puedo imaginarme
mi libertad, las costas del Cantábrico,
los pasos que se alargan en la playa
o la conversación de dos amigos.
Allí,
rozadas por el agua,
escribiré mis huellas en la arena.
Van a durar muy poco, ya lo sé,
nada más que un momento.
El mar nos cubrirá,
pero han de ser las huellas de un hombre más feliz
en un país más libre.


Fragmento de "El insomnio de Jovellanos". Luis García Montero

11 comentarios:

Alatriste dijo...

Un gran poema, amargo en su comienzo y luego dejando ver una luz de esperanza.
Me sentí indentificado con eso de haber dejado los sueños.
En fin, un desastre que es uno.
Gracias por los consejos, amiga, pero no sé si voy a ser capaz de seguirlos. Temo que jamás podré olvidar. Me hicieron demasiado daño.
Acepto tus clases gustoso por otra parte. Je, je, je. Y también la reprimenda.
Un beso muy grande y cuídate.
Eres la mejor.

My dijo...

ains..
me has hecho recordar mis paseos por la playa.. el atardecer con el cielo en llamas.. el viento que se enfurecía al irse el sol y enredaba mi pelo con su movimiento.. los acordes de isma retumbando en mi despacio.. y el agua fria en los pies queriendo devorar mis pasos.

y si.. al final, quizá lo que más recuerdo.. la sensación que se graba a fuego en el alma y permanece siempre.. es ese sentimiento de libertad que te atrapa por dentro y que te llena de un 'no se qué' que te estremece por dentro..

gracias por haberme llevado hasta la orilla donde dormiré acurrucada y envuelta en las olas.. recordando cada una de tus palabras.

(qué bonito todo lo que escribe Montero, no me extraña que te guste tanto)

guapa.. mua

May dijo...

me he sentido paseando por mi playa, por mi pueblo
que hermoso poema del maestro
un abrazo, may

Álvaro Dorian Grey dijo...

Montero está, ahora, dandosé a conocer. Un gran poeta que narra lo cotidiano.
Un abrazo, saludos y salud

Sergio P. Migoya dijo...

Entre Serrano y Montero, ¿serías capaz de elegir? jeje, creo que no.

Bello poema de un espléndido poeta.

Besitos de arena...

Regina dijo...

"El mar nos cubrirá,
pero han de ser las huellas de un hombre más feliz
en un país más libre."

cómo me gusta este hombre. Es mi perdición, él y sabines.


El 26 en gavà, no??? espero poder ir.


Un beso

Arcángel Mirón dijo...

"Porque sé que los sueños se corrompen
he dejado los sueños,
pero cierro los ojos y el mar sigue moviéndose".

Esta parte es una belleza.

Alatriste dijo...

Vine a despedirme.

Fuiste una persona especial para mí en este mundo y qué menos que decirte adiós personalmente.

No me siento con fuerzas para seguir viviendo en el desván. Necesito una existencia real, más allá de paredes virtuales.

Abrí mi espacio en este universo con la esperanza de poder comenzar una nueva vida, de conocer a personas de carne y hueso que sustituyeran todo lo que se me arrebató.

Busqué amistad, conversación, cariño, comprensión, complicidad, incluso amor; pero en un entorno cercano, que ayudara a mitigar el inmenso dolor y la terrible soledad con la que he sido condenado.

Encontré personas maravillosas, tú eres una de ellas sin duda, pero también gente que terminó por darme la puntilla como se suele decir.

La distancia terminó por pudrirlo todo además, pues me hizo caer en la desesperación de ver que todo al final se quedaba en palabras.

Así que abandono. En esta vida si algo he aprendido es que no se puede decir de este agua no beberé, por lo que no sé lo que pasará en el futuro, pero a día de hoy, pienso que es el final de Alatriste.

Necesito encontrar un nuevo aire de una vez o si no, terminaré muriendo ahogado definitivamente. Estoy al borde del precipicio y es que me siento muy mal otra vez, casi como al principio cuando Nuria me dejó.

Muchas gracias por todo lo que compartiste conmigo y fue un privilegio tenerte al otro lado. Compartir lecturas y escritos con alguien de tu talento, fue de lo mejor que me ha pasado en la vida.

Te deseo lo mejor y que la vida te dé todo aquello que mereces.
Espero que te quede algo de mí y que puedas recordarme con una sonrisa. Yo no te olvidaré.

Nunca se me dieron bien las despedidas, así que lo siento. No sé qué más decirte. Me da mucha pena todo esto.

Un abrazo y hasta siempre.

Ramón/Alatriste.

campanilla dijo...

Me ha encantado el poema...
un
a
bra
zo
:)

Juan Escribano Valero dijo...

Hola Luna Azul: Primero agradecerte tu visita que siempre es agradable, pero tu comentario no se ajusta a la verdad, pues dices que tenemos ideologías diferentes, y yo no tengo ninguna ideología, soy católico eso sí, pero de ningún partido político, lo que ocurre es que como la política influye tanto en mi vida critico lo que me parece que hacen mal aquellos a quienes contribuyo con mis impuestos a que vivan sin miedo a la crisis, y no me parece bien que encima vivan sin trabajar, en mi vida laboral he luchado mucho con los sindicatos y se como son la mayoría de los liberados es cierto que hay honrosas excepciones, por otra parte Esperanza Aguirre es la persona que mejor a ejecutado la acción de gobierno en la comunidad de Madrid, por eso sacó los votos que sacó, yo que soy independiente a la hora de votar la vote a ella.
Con cariño, un respetuoso abrazo.

rosario dijo...

Es muy bello el poema... pero en el mar todo pasa, un gusto leerte.

cariños