martes, 31 de marzo de 2009

Cómo manipula la Conferencia Episcopal!

Y si habla la "Santa Inquisición", por qué habríamos de callar los demás...





Y ellos ???








Por Almudena Grandes


Ese niño que gatea junto a un lince en la campaña promovida por la Conferencia Episcopal contra la reforma de la ley del aborto no lleva encima una etiqueta de especie protegida, y es lógico, porque no sabemos nada de él. Si no hubiera sido engendrado mediante una cópula natural y proviniese, por ejemplo, de un proceso de selección de embriones destinado a salvarle la vida a un hermano o hermana mayor que él, y que gracias a eso estuviera corriendo por ahí, la Iglesia católica no habría sido partidaria de proteger su nacimiento.

Tampoco sabemos en qué clase de hombre va a convertirse ese niño. Porque si de mayor se sintiera atraído sexualmente por otros hombres y viviera en países como Irán, donde esa opción es un delito castigado con la muerte, la Iglesia católica, que a través del Vaticano votó en la ONU contra la despenalización de la homosexualidad, tampoco movería un dedo por evitar su ejecución. Lo que sí sabemos es que ese niño tiene la suerte de ser blanco y, probablemente, español. Porque si fuera negro y viviera en África, donde el sida mata a millones de personas cada año, correría el riesgo de crecer en un país que aplicara la doctrina de Benedicto XVI, que acaba de declarar en Camerún que el preservativo, lejos de ser eficaz contra el sida, llega a agravar la enfermedad. Y sólo podría escoger entre la castidad y la muerte.
Me gustaría conocer la opinión de los científicos que apoyan la campaña de los obispos acerca de esa condena del preservativo, que salva a diario del sida a millones de occidentales blancos y bien informados. Después de semejante irresponsabilidad, que Martínez Camino, portavoz de una institución capaz de producir, por otra parte, dogmas como la Inmaculada Concepción de la Virgen María, afirme que la tolerancia social del aborto es "la peor patología de la razón", me parece un puro delirio.

5 comentarios:

Anzili dijo...

Yo siempre me hago una pregunta, cuando los escucho, y me pregunto cuanto tiempo trataron al Papa Juan Pablo con los avances de la ciencia médica, cuantos días o meses le alargaron la vida de forma no natural? Porque alargar una vida de forma no natural es legal ante la justicia de Dios y los preservativos no?

Yo sinceramente, soy de los que opinan que las religiones ya nos han hecho suficiente daño, durante miles de años.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Almudena ya lo dice todo. Y el montaje fotográfico también...
Espero la manifestación contra la pena de muerte que, muchos de los manifestantes del pasado finde, aplauden y piden su implantación.
Saludos y salud

P.D. Nos vemos y te doy los andenes en persona, gracias.

Alatriste dijo...

Hay mucha hipocresía en este tema y eso hace bastante daño. Yo pienso que siempre es decisión de la mujer lo que desea para su vida y para su cuerpo. Sólo ella tiene derecho a decidir y por ahí va mi apoyo. Soy un enamorado de la vida y odio la muerte, pero bueno, no comulgo con la intolerencia, como dices en tu última entrada, la libertad es sagrada y nada nos hace más libres que poder elegir sobre nuestra vida. Un beso muy fuerte, niña.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola Luna Azul: Soy partidario de la vida en todos sus aspectos y desde el comienza de la misma. La libertad es el don más valioso del ser humano, pero esa libertad no le da derecho a decidir sobre la vida de otro ser, a un cuando este ser está todavía en el vientre de su madre, la mujer debe tener la libertad de disponer de su cuerpo, pero no del cuerpo de su hijo.
La ley dice que el aborto en los tres casos que contempla, no es delito punible, no pierde por tanto su condición de delito, por eso pienso. 1º Comete delito la mujer que aborta. 2º Comete delito el medico que practia ese aborto, lo que ocurre es que ese delito no tiene castigo. Yo personalmemte no lo asumo, pero lo respeto por que asi lo dice la ley.
Un abrazo y mi lema hasta el domingo
PORQUE DIOS EXISTE SOY FELIZ

lunazul dijo...

Respeto tu opinión, Juan, aunque obviamente no la comparto por distintas cuestiones en las que no voy a entrar. Aunque el tema que trataba en cuestión es la manipulación que ejercen las asociaciones pro-vida poniendo en la foto a un niño ya nacido, en vez de un feto de dos meses.

Por cierto, abortar NO es delito, siempre y cuando estés dentro del tiempo reglamentado para hacerlo, que el feto sufra algún tipo de malformación o enfermedad, o sea fruto de una violación. Traer a esta vida a un niño no deseado al que no vas a poder cuidar me parece una aberración demasiado grande, y hacer pasar a ese niño las de caín, y todo por un error de sus padres. NO cargues a las mujeres con esa responsabilidad para toda su vida por mucho que creas en Dios porque nada tiene que ver.