martes, 18 de marzo de 2008

Ausente, si acierto a encontrarme



Ausente, como me observo de un tiempo a esta parte, donde las teclas sólo retuercen paisajes ya vividos, lo indolente de las palabras que refugian oraciones, la silueta de tus imágenes...
mi ausencia, vestida de jirones y madrugada.

Mi mente se halla perdida en otros mundos donde la lluvia que cala hasta el alma me regala bises de canciones y versos de un dios menor.
Y recuerdo, lejanos, tus pasos por mi acera y el tacto de tu mano paseando por la mía, mientras Gran Vía bostezaba nuestro sueño. Al aeropuerto no. Si he de recordarte, prefiero hacerlo en el andén del futuro, donde el viento atestigüe que me cortó la cara con el filo helado de la espera.
Los reflejos se tornarán inertes en su opacidad si los océanos que acoge tu mirada no vuelven a desplegar tu presencia, pero la luz siempre quedará detrás de la misma ventana.


Ausente en mi semi-oscuridad me taladra un tictac. Los relojes se sienten prisioneros del tiempo, pero asumen derrotas disfrazadas de segundos en el suspiro exhalado entre dos interjecciones, permitiendo en silencio que su captor les curta profundas grietas; y sin embargo no dejan de dar la hora. Mi alma debería aprender de su entereza, pero deja escapar un “prende la luz del sueño” cuando observa impotente cómo el agua que sacia tu sed discurre entre tus dedos, y te va apagando a cada gota que besa el suelo.

El viento sigue ululando…

Si toda la vida es ahora, te quiero por toda la eternidad.

Pero el eco de mi cordura aprieta los puños para responderle...

Si toda la vida es ahora… toda mi eternidad es ausencia.

15 comentarios:

Samuel Villena dijo...

Me he quedado anonadado con este texto. Escribes pero que muy bien. Me ha encantado. Por favor, postea más!!

lunazul dijo...

Gracias, Samuel, eres muy amable :)

Perdón por postear tan poco, es que últimamente me falta tiempo para todo: las oposiciones se aproximan rápidamente, jeje!

Un abrazo :)

Anónimo dijo...

Nena, animo con las oposiciones, que estas son tuyas, no dejes que se te escapen...
Ultimamente tambien yo ando perdida, pero sigo vigilandote..jajajajajajaja.
Me alegro de que nos hayas dejado unas palabras a los asiduos a tu blog..jajaaj.
Maria.

Bandini dijo...

Lo peor de la ausencia es ese insecto que te recorre la columna, cuesta arriba, y te pinza los recuerdos y los sueños. Son las goteras de agua salada recorriendo la comisura de la boca, el cristal que dibuja susurros entre los dientes. Es convertirse en un autómata sin piel y sin huesos, con la sangre malcriada pataleando en las venas, con la almohada borracha de cabellos ajenos. Lo peor de la ausencia es saberse encadenado, alienación de besos y secretos, silencio al otro lado de las puertas. Es ese frío que se cuela de puntillas por tu ropa y te prensa las costillas contra los pulmones, dolor a manos que se alejan y palabras que no dicen nada y lo dicen todo. Lo peor de la ausencia es una casa celebrando luces apagadas, esas pelusillas de pijama en el ombligo, esa forma del aire dejándose amasar en siluetas extrañas, en imágenes amarillentas y de olor rancio, en señales de humo enviadas a tiempos detenidos. Lo peor de la usencia es que casi siempre nos encuentra acompañados y, sin embargo, nunca tienes con quien compartirla.

lunazul dijo...

Mariquilla, es cierto que estás más perdida... ains, pero me alegra que aparezcas así, de repente. Es una sorpresa grata :)
Muchas gracias, amiga. Se hará lo que se pueda, y este año he tenido demasiado poco tiempo. Eso sí, al menos lo intentaré :)

Un abrazo grande, guapa! Ojalá Isma cierre en Madrid y puedas venir :)

lunazul dijo...

Ainss.. y qué te contesto yo después de algo así? Te odio, escribes demasiado bien, jejej!

Besitos*** :)

Regina dijo...

"donde la lluvia que cala hasta el alma me regala bises de canciones

Escribes de una manera preciosa.

Un saludo.

Y suerte con las oposiciones!

Regina

Salar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Samuel Villena dijo...

De nada. Espero que se te pase pronto ese estado ausencia. Y suerte con las oposiciones!

lunazul dijo...

Gracias, Regina :)

Puedo decir lo mismo de ti, te conozco del libro de isma, jeje! Y no es boing, boing, pero tienes muy buen gusto, literario y musical :)

Un saludo!

lunazul dijo...

Gracias por los ánimos, son muy bien recibidos, de veras :D

FranciscoJ dijo...

Me gustó el texto, querida... sinestesias cotidianas para escapar de tantas horas absurdas.
Por cierto, he escrito un post sobre el asunto del perro Natividad, que vaya tela con puto artista.

Cuídate
Paco

Sigrid dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, gracias a eso he llegado hasta aquí y he leido tu post que me ha recorrido el cuerpo como un torrente de vida.
Gracias por escribir así, es un gusto leerte.
Por supuesto mil graciaspor tus palabras en mi blog, estoy mejor gracias a gente como tú.

En cuanto a tu anterior post, me he quedado helada, no tengo más remedio que publicarlo en mi blog donde difundo casos de maltrato animal aunque se me caigan las lágrimas.
Un beso

Sergio P. Migoya dijo...

Cuándo reconoceras lo bien q escribes, bribona? BCs para ti y luces para esas oposiciones, amiga.

lunazul dijo...

* Gracias, paquito. Me pasaré a ver tu post sobre el malnacido éste.

Un beso :)

* Sigrid, no sabes cuánto me alegra leerte y saberte mejor. Gracias por tus palabras, muchos besos :)

* Sergio, jejeje, eso lo reconoceré el día que escriba algo de lo que pueda sentirme realmente orgullosa. Un beso, no te me pierdas, anda :)

A tod@s, gracias por los ánimos y esa claridad para iluminar mi camino, jeje! Es un placer contar con personas como vosotr@s :)